Máscaras de esgrima que emiten sonidos al compás de unos metros plegables, una calavera de vaca animada que suena, recipientes de cristales antiguos y modernos que aprovechan las reverberaciones del agua, grandes conchas equipadas con percutores de batería, un cuarteto de ollas... Son algunos de los asombrosos artefactos musicales que pueblan esa especie de laboratorio del doctor Mabusede los sonidos, que es la instalación de CaboSanRoque en el centroArts Santa Mònica.

Fundado en 2001 por la ingeniera industrial Laia Torrents (Barcelona, 1976) y el arquitecto Roger Aixut (Barcelona, 1975) y bautizado con el nombre de un viejo transatlántico, el colectivo musical CaboSanRoque se dio a conocer por introducir en sus conciertos instrumentos inéditos creados por ellos con objetos encontrados. “Nada que ver con el reciclaje, no se trata de dar nuevo uso a los desechos, sino de buscar y hallar los elementos concretos que necesitamos para producir un determinado sonido”, explicaron Torrents y Aixut ayer, durante la presentación de la muestra La Cobla Patafísica 2015 - 2001, abierta en el Santa Mònica hasta el 12 de abril, de las que son comisarios junto con Moisés Puente.

Radio Online

 

 

Mensajes

Fecha / Hora